La buena comunicación, un beneficio para el cliente y para la empresa.

[esl_formulario_login]
15 agosto 2012, Comentarios: Comentarios desactivados en La buena comunicación, un beneficio para el cliente y para la empresa.

Comunicar es poder dar la información precisa que permita al otro reaccionar acordemente ante determinada situación. Así, comunicarnos bien con el cliente habla de poder transmitirle soluciones en cada respuesta. Los clientes están buscando un servicio, no un producto. Ese servicio de forma inexorable debe contener la comunicación exitosa, para permitir el grado más alto de satisfacción percibido por el cliente, que lo reflejará en una fidelidad para con la empresa, dicha en sus acciones y recomendaciones. El cliente satisfecho vuelve. La empresa que comunica goza de esta verdad.

Brindar más canales de comunicación abiertos no significa estar abiertos a la comunicación. Es importantísimo contar con los recursos suficientes para que atiendan cada una de las líneas con la atención que se merece. El cliente hoy elige la opción que más cómoda le queda. No se ve obligado a seguir un solo método: softphones, teléfonos fijos, teléfonos móviles, mensajes de texto, mensajería instantánea, correos electrónicos son algunas de las tantas opciones a las que accederá un usuarios. Sin embargo, elegirá siempre la misma, la que le quede a mano, la que le quede funcional, la que le respondan.

La buena comunicación no es solo un beneficio para el cliente que podrá solucionar su problemática o consulta particular, es también un beneficio para la empresa que logrará fidelidad, satisfacción, aumento en las ventas. Todo esto se traduce en mayor producción demandada por un aumento exponencial en las ventas. La venta es el fin común de toda organización comercial y es, entonces, la buena comunicación la mediadora entre la meta corporativa y el alcance (o superación) de esta.

Las empresas suelen recopilar múltiples encuestas a clientes, e incluso a empleados, para comprender las mejoras que solicitan para una mejor atención. Estas encuestas revelan gran cantidad de situaciones que se agrupan, en su mayoría, en fallas en la comunicación.

Las organizaciones que crecen y se desarrollan deben alinearse a las nuevas tecnologías que permiten la buena comunicación, pero además deben garantizar recursos capacitados para comunicar. El diálogo es la base de todo negocio y es imprescindible brindar a nuestros agentes las herramientas para que logren establecer contactos firmes que puedan crecer con el tiempo y generar una relación fluida con los clientes.

No existe la mala comunicación, donde hay ruido ya no hay comunicación. La comunicación es la respuesta, el medio, la solución. Las compañías son ahora las encargadas de invertir en herramientas propicias para la promoción del diálogo.

Comments are closed.