Emprender con Responsabilidad: ¿es Posible?

[esl_formulario_login]
7 mayo 2013, Comentarios: Comentarios desactivados en Emprender con Responsabilidad: ¿es Posible?

Para muchos la responsabilidad social es un asunto posible únicamente para grandes empresas; desde esa mirada, pareciera que las micro y pequeñas  empresas estuvieran condenadas a luchar por sobrevivir, sin poder plantearse la posibilidad de pensarse en esquemas de responsabilidad social.
Para otros, el panorama de aquellos que inician en el emprendimiento y conciben un start-up, es aún mas desesperanzador, pues consideran que solo los emprendimientos con fines sociales o ambientales son llamados a plantearse cuestiones de responsabilidad social y de sostenibilidad.
Personalmente creo que estos puntos de vista pierden de vista un asunto fundamental, la creación de un emprendimiento y la gestión de una empresa están atravesados por un proceso de toma de decisiones. Hay una capacidad de elegir qué hacer y cómo hacerlo. ¿Quién se pone los límites?
Tanto en las micro y pequeñas empresas, como en los start-up hay una oportunidad para actuar de forma responsable y buscando la sostenibilidad. Es un asunto de perspectiva, estrategia y toma de decisiones. ¿Quién escoge los criterios de selección de personal y de proveedores, de gestión del ciclo de vida de los productos? Sin duda, los promotores detrás de estos emprendimientos. Es claro que existe una restricción de mercado, una presión por competir con buenos precios. Pero,  ¿quién dice que la única forma posible de tener una porción de mercado es actuando de forma poco responsable o sin siquiera plantearse estas cuestiones?.
Siempre es posible plantearse acciones inspiradas por la  responsabilidad social. Claro, estas acciones pueden variar en alcance y en objetivos. (Importante aclarar que  me refiero a acciones relacionadas con el core business, no acciones aisladas y sin conexión con el quehacer empresarial/emprendedor). Si aceptamos que el “emprendimiento sostenible” es posible, ¿cuáles son algunas de las barreras actuales que hoy lo presentan desafiante?
No lo vemos como algo posible. Está muy instalada la idea que el objetivo supremo es la maximización de la ganancia a cualquier costo. ¿será ese el único objetivo posible de dedicarle tiempo, corazón  y esfuerzo a un empresa?
Parece un asunto costoso, únicamente viable para grandes corporaciones o filántropos. Sin duda se requieren inversiones, pero hay ocasiones en que antes que dinero se requiere voluntad y perspectiva (como sería en el caso de desarrollar un programa de conciliación vida-trabajo).
Quizá la principal barrera es la inercia de la “forma como siempre se ha hecho”. Es posible hacer grandes cambios si tenemos una perspectiva diferente. ¿Consideramos otras formas de hacer? ¿Otras formas de relacionarnos con los clientes y la competencia? ¿Otras formas de entender nuestra propuesta de valor?
Hacer frente a estas barreras requiere de determinación y de inspiración. ¿Estamos buscando otras formas posibles? ¿Queremos cambiar el statu quo?
El primer paso está en nuestras manos.

Fuentes: CapacitaRSE

Comments are closed.