Conducir al equipo de trabajo

[esl_formulario_login]
3 octubre 2012, Comentarios: Comentarios desactivados en Conducir al equipo de trabajo

El mundo de los negocios es dinámico, continuamente está cambiando y propone nuevos desafíos a quienes están inmerso en él. Las organizaciones, a través de sus equipos de trabajo, deben, de algún modo, marchar al compás de estas nuevas tendencias propuestas por el mercado, de lo contrario, el crecimiento puede verse interrumpido y con ello, los problemas no tardarían en llegar.

Resulta un tanto complejo aprender cómo conducir al equipo de trabajo hacia el cambio, sin embargo, es realmente necesario y en este caso, debemos decir que la responsabilidad recae sobre el directivo, quien, como líder de equipo, debe saber guiar a los profesionales a la transformación y con ello, al aprendizaje y crecimiento.

Porque en realidad, el objetivo es claro, la apuesta es siempre al crecimiento, y en ese crecimiento es en el que se concentran los directivos, pero parte esencial del mismo, es mantenerse atento a los cambios y adaptarse a ellos ¿cómo se puede lograr tal hazaña dentro de una organización?

En tiempos de cambios, como los actuales, nace en los directivos otra responsabilidad, se transforman los objetivos y la meta perseguida pasa a ser adaptarse a este nuevo panorama. Se trata en tal caso, de conducir al equipo de trabajo hacia el cambio. Sin embargo, nadie augura que será sencillo, teniendo en cuenta que los profesionales caen en ciertas inseguridades y temores planteados en gran parte por el nuevo contexto. Es entonces, cuando el directivo debe tomar las riendas del asunto y transmitir la confianza necesaria para que se pueda cumplir con el nuevo objetivo, ser claro en la comunicación de las nuevas conductas será fundamental.

Uno de los pasos ineludibles que se deben dar en el contexto de una organización que intenta conducir a su equipo de trabajo a través del cambio, es definir aquellos pasos que forman parte de procesos intermedios. El hecho de plantear objetivos intermedios a cumplir es muy importante, porque cuando se intenta llevar a un grupo de trabajo a un objetivo distinto es necesario colocar metas a mediano plazo, para que el proceso no se vuelva tan arduo. Esta clase de estrategia se entiende como aquella que es capaz de ofrecer ciertos estímulos al equipo, mediante la concreción de logros, los cuales siempre deben ser reconocidos como tales.

Dicen por ahí que dos mentes piensan mejor que una, y lo cierto es que siempre recibir la colaboración creativa de otros profesionales, debe ser bien recibida. Aunque muchos creen que el directivo que acepta el aporte de ideas de otros puede ser entendido como un líder al que le faltan recursos, lo cierto es que siempre resulta efectivo dar a conocer al equipo que sus ideas son valoradas y escuchadas, que existe ese espacio de debate, donde enriquecerse mutuamente. De todas formas, resulta necesario que el líder del grupo de a conocer su decisión acerca de las ideas que son viables, las que se dejarán para más adelante y las que no pueden ser asimiladas. De igual manera, el directivo deberá garantizar y organizar las ideas que sean útiles, para que estas se lleven a la práctica.

No sólo se vuelve necesario dar a conocer qué ideas resultan capaces de aplicarse en el contexto de cambio, sino que además, es imprescindible ayudar a que  los profesionales se sientan de algún modo involucrados con el proyecto que se está gestando. En tal caso, es importante no sólo motivar al desempeño eficaz de los trabajadores, sino también, premiarlo.

Para terminar, diremos que es fundamental entender que los equipos de trabajo pueden ser conducidos a la transformación, con mayor eficacia y facilidad, demostrando que ese cambio les permitirá desarrollar nuevas habilidades técnicas y personales, lo que puede incluso, involucrar a los profesionales aún más.  Precisamente, porque ese cambio ya no implica sólo un crecimiento para la organización, sino también para ellos mismos.

Fuentes: Luxor

 

Comments are closed.