4 tips para dejar de procastinar y empezar a trabajar

[esl_formulario_login]
Categoría: Blog
27 marzo 2017, Comentarios: Comentarios desactivados en 4 tips para dejar de procastinar y empezar a trabajar

Procrastinar consiste en aplazar el cumplimiento de una obligación o el desarrollo de una acción. La clave de la procastinación está en el remplazo de una actividad que necesita atención por una que es más placentera. Por lo general, la actividad elegida tiene menos importancia, pero es más agradable.

En lo laboral, la procastinación no solo afecta a la persona que la realiza, sino también a su equipo de trabajo.  Eliminando este mal hábito, se puede reducir el estrés y evitar errores innecesarios. Aunque es mucho más fácil decirlo que hacerlo, aquí cuatro tips para dejar de procastinar y empezar a trabajar:

1- Hacé una lista de prioridades:  establecé en una lista qué es lo más importante y urgente a realizar y qué no lo es tanto. Es importante planear todo, incluso planear los momentos de distensión. Revisar tu organización con frecuencia y tomar decisiones adecuadas para mejorarla, te ayudará a ser más productivo.

2- Sé realista en cuanto al tiempo: ponerte un tiempo límite para cumplir con las actividades es importante. Llevar un registro de cuánto tiempo te toma realizar alguna tarea, te va a hacer más responsable y capaz de organizar en el día. Si bien la procastinacion está relacionada al tiempo, el secreto para evitarla es hacer un buen uso de la energía. Es importante tener en cuenta que de nada sirve forzarse a hacer algo si estás muy cansados o bloqueado.

3- Pensá en las consecuencias: ser consciente de lo que pasa cuando se dejan todas las actividades para último momento te ayudará a dejar de hacerlo.

4- Uní lo que no te guste hacer con lo que sí: si tenés que realizar una actividad que te resulta tediosa, hacela con algo que te resulte placentero, como escuchar música o tomar un café. Otra estrategia es darte incentivos o premios por hacer aquello que no te gusta.

Cuando procrastinamos, en realidad no es que dejemos de trabajar en algo. Lo que  ocurre es que nos volvemos sumamente productivos en otras tareas que no son importantes en ese momento. Para dejar de hacerlo, sólo hay que proponérselo y crear hábitos más productivos de modo que cuando estemos descansando, lo podamos hacer en un 100%.

Comments are closed.